Un método original
Se conoce popularmente como la Coca de Mossèn Cinto, un pan de mesa diferente.

El pan de coca de Folgueroles

Se conoce popularmente como la Coca de Mossèn Cinto, pero en realidad es un pan de mesa diferente de todos los que has probado hasta ahora. Por dimensiones, elaboración y, sobretodo, por su sabor inconfundible.

La elaboración es bien transparente: trabajo hecho a mano y materias primas 100% naturales. Todo el proceso tiene una duración de más de ocho horas de lenta fermentación, tal y como nos enseñaron nuestros padres.

Por nuestra autoexigencia, queremos controlar todos los pasos. Desde comprar la harina, preparada exclusivamente por nosotros, hasta hacer llegar los pedidos a las cocinas de nuestros clientes.

Pero sí que es cierto que hay un pequeño secreto: el pan de coca de Folgueroles surge de una antigua técnica de pastado conocida como “el ventat”.

Este antiguo método de estirar la pasta resultaba pesado y cayó en desuso.

También es un hecho diferencial, tener que estirar las cocas a mano. De esta manera evitamos que desaparezcan las burbujas de aire de la segunda fermentación (los característicos ojos de la molla de pan). Si esto sucede, se perdería la textura que da personalidad a nuestra coca.

Solo siguiendo estos pasos, con paciencia y respetando los tiempos de reposo y de fermentación, como se hace siempre en nuestra familia, obtenemos la genuina Coca de Mossèn Cinto.


Tel. 93 888 82 87 | calmossen@calmossen.com