La simplicidad de la Coca de Cal Mossèn

La simplicidad de la Coca de Cal Mossèn

Tan sencilla y tan compleja a la vez. La Coca de Cal Mossèn resulta de un proceso de fabricación manual, que requiere de una gran dedicación, muchas horas y pasión. A la vez, resulta una Coca perfecta para hacer un buen pan con tomate, con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal. Una receta bien simple que permite apreciar todas las cualidades de la Coca de Cal Mossèn.

Paciencia y reposo dan a la Coca de Cal Mossèn su sabor único

Paciencia y reposo dan a la Coca de Cal Mossèn su sabor único

La auténtica técnica tradicional del ventat y el hecho de estirar todas las cocas a mano hacen de la Coca de Cal Mossèn un producto genuino. Su sabor único y su textura inconfundible vienen dadas por la paciencia a la hora de hacer las cocas y el respeto del tiempo de reposo y fermentación necesarios para conseguir la auténtica Coca de Cal Mossèn, tan apreciada por los paladares más selectos.

La experiencia gourmet de la Coca de Cal Mossèn

La experiencia gourmet de la Coca de Cal Mossèn

En Cal Mossèn consideramos imprescindible el hecho de revalorizar el pan tradicional de coca y, por eso, nos sentimos orgullosos de ver como la Coca de Mossèn Cinto ha recorrido un largo camino desde el corazón de Osona. Su calidad es altamente apreciada por chefs de todo el mundo: se puede encontrar en establecimientos selectos de muchos países y en hoteles y restaurantes que han querido incorporar la Coca de Cal Mossèn en sus cartas, regalando una experiencia gourmet a sus comensales.